Buda 2018 desde mi VerbPro

Crónica de una levantera anunciada

El día comenzó con un viento muy feo y súper racheado (de 0 a 25 nudos),  algo anortado (orilla completamente desventada) y allí no se quería meter ni el tato. Luego se fue estabilizando poco a poc y el gusanillo nos empezó a picar para salir a probar. así que yo monté material vintage con mi The Loft Lip Concept 4.3 (del año catapún) y mi ya famosa filomena. De los presentes del grupo windsurfistas anónimos de whatsapp, Manuel montó una 3.7 que le regalaron pero que olía a desastre desde que la desenrolló. Creo que fue darse un bordo y romperla. Yo iba fuerte pero se aguantaba. Ale… está hecho de otra pasta e iba con 4.7 el tío. Dani montó prácticamente lo mismo que yo pero le faltaba un punto en el alargador así que casi no conseguía planear con una vela que tiraba mucho pero que no convertía esa potencia en movimiento.
Después de la reunión de patrones le dejé a Dani otro alargador y también cambió de tabla. Manuel montó 4m pero el viento no paraba de subir así que se bajó del burro antes de pasar un mal rato. Good call if you ask me…

En la primera manga y después de una salida desastrosa (yo creo que iba el último) y un par de malas trasluchadas, al menos en los bordos iba con velocidad y remonté muchas posiciones. La última trasluchada me salió bien y con ella remonté algo más. No era para tirar cohetes pero con otro bordo rápido hasta la orilla pude colarme en el puesto 12 y así clasificarme en el grupo A.

Para la siguiente manga tuve la inestimable ayuda de Ramón Martín (uno de los que inconscientemente me inspiró a probar este deporte cuando era pequeño, así que le tengo un cariño especial) que me ayudó a cambiar de vela en un plis y bajar a 3.7 porque veía que iba a pasar un mal rato con más trapo. ¡Y aún así fui pasadísimo! También intenté salir por sotavento para aprovechar que la liebre salía por allí pero tenía a unos cuantos pros con velones de slalom a barlovento y acabé en un hoyo de viento del que me costó salir. Las trasluchadas también fatal en esa manga, así que a mitad de manga la di por perdida y me consolé con que iba a la final B del grupo A (er de los güenos).

En la final estaba claro que tenía que cambiar mi estrategia de salida porque en las dos anteriores me habían comido el viento en un momento, así que salí un par de posiciones más a barlovento (dejando al que iba con slalom salir por sota). Un poco más de concentración y algo de suerte hicieron que esta vez sí que consiguiera hacer una buena salida, saltando encima del equipo en cuanto tocó el agua y remando para salir al planeo evitando el boquetarro de viento.
Llegando a la primera boya iba cuarto o quinto sintiendo que iba más cómodo que antes cuando el que tenía barlovento de repente pegó un catapultón y se me pusieron de corbata pensando “uff… con esa racha me voy a comer la botavara con patatas!” Pero no, conseguí llegar hasta la boya y trasluchar, aunque buscando la ola para aprovechar el peralte perdí unos metros y los que venían detrás mía lo intentaron aprovechar a cuchillo. Aún así, creo que perder esos metros fue una buena estrategia porque salí de la trasluchada surfeando la ola, lo que hizo que no perdiera el planeo y me pudiera poner a full en un momento y casi recuperé mi posición original en los metros que la siguieron. Durante el bordo de bajada tuve un pique muy chulo con el que tenía a barlovento, empujándole ciñendo (de cabrón) hasta que me puse por delante (filomena va muy bien en ceñida) y empezó a tragarse mi estela y le dejé atrás.
El resto de la manga salió todo bien – mantuve más o menos mi posición – , y en el último bordo salí de la trasluchada persiguiendo al que salió con slalom a quien tenía a barlovento y que no podía cerrar la vela de lo pasasdo que iba , así que metí la quinta marcha y apreté fuerte hasta que, llegando a la meta conseguí pasarle y saltar a la orilla para quedar por delante de él. Al final, tercero de la final B. 😀

Mi conclusión, muy contento con la regata. Siento que he aprendido y veo que no voy mal del todo. Si consigo hacer una buena salida parece que el resto de elementos están ahí para quedar en un buen puesto. Obviamente hay que pulir las trasluchadas para que salgan siempre y no solo casi siempre.

MI especial mención de hoy se la lleva Luisa Marcos, que con sus 20kg menos que yo iba ella con su 3.7 en la misma final B; qué tía! También muy ilusionado de ver a tantas chicas (y qué nivelazo tienen estas chicas) y a tantos juniors; de hecho eran tantos que tuvieron que hacerles su propia manga para después mezclarlos con el resto de competidores.

En cuanto a la organización, este año se merecen una mención especial por lo bien que ha salido todo. Ha sido un día espectacular, un ambientazo como solo lo hay en el mundo del windsurf y regalos y comida para todos! (o casi… 😉 )

También agradecer el apoyo que me siguen dando desde #fidiascenterpuerto, y #sportlink, sin ellos no podría estar viviendo mi sueño.

Aquí os dejo algunas fotos de las que se han puesto en el grupo WindCai. Si me voy haciendo con más las iré poniendo.
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *