Sur en Valdelagrana 14-03-2018

Inesperada sesión épica

La verdad es que para ser miércoles aquello se puso como las rebajas de enero! No sé si será porque se corrió la voz de las condiciones tan increíbles que se vieron durante el fin de semana pasado (que merecen una entrada por sí solas) o simplemente fue casualidad, pero el ambientazo que había y la apabullante mayoría de windsurfistas comparado con kitesurfistas marcan lo que para mí está clarísimo, y es que el windsurf está resurgiendo de sus cenizas!

Ale Martín, Piero (entrañable Piero), tito Miguel, Manolo y yo llegamos de los primeritos, cuando todavía nadie tenía muy claro qué montar; Ale Martín sacó su anemómetro guays y midió 22-24 nudos en la orilla, así que pa’entro con la Combat 5.4 del 2005 (que aunque sea de ‘olas’ con el palo que la monto (un constant curve RDM) parece casi una freerace) y mi querida filomena, una F2 wave 256 de 82l del año 2000 que se encontró mi novia en la basura (de ahí su nombre*). Todo esto lo digo simplemente para poner en evidencia que hay material antiguo muy bueno y no hay que tener protos del año que viene para navegar mejor.

Ese primer ratito con tabla de olas me supo a gloria; hacia meses que no la metía en el agua y todavía recordaba las sensaciones, salía de todas las trasluchadas con velocidad, saltaba con mucha facilidad y, sobre todo, iba fuerte pero cómodo.

Pasé un buen rato disfrutando del mar tan agitado y divertido… pero aquello subía y subía! Ya cuando entró mi amiga Susana me estaba costando cerrar bien la vela, pero como todavía medio me salían las trasluchadas (soy muy malo trasluchando pasado de vela) aguanté otro poco más hasta que ya di dos bordos con la vela completamente abierta y rezando por no comerme el material. Bajé a 4,7 (aunque más por probar la Loftsails Wavescape a la que también tenía ganas – creo que es la vela más bonita que tengo – que porque fuera mejor que 4,3) y pasé otro rato muy bueno rodeado de amigos que habían ido llegando (y es que los que habían llegado conmigo ya se habían ido…)

Al poco, y ya empezando a notarme cansado, tuve que salir a cambiar de tabla porque filomena iba demasiado loca y con el mar tan desordenado estaba viendo que en una de esas me iba a hacer daño; así que metí  la RRD wavethruster 76l con la que ya estuve hasta que terminé la sesión, con las manos destrozadas y a eso de las 18.30…

Al final me llevo un sonrisón por haber navegado con tantos amigos (hasta mi amigo Maxi que venía desde Qatar a pasar aquí unos días), varios saltitos muy resultones, muchas trasluchadas muy finas, mogollón de bordos a mil y una pájara que me estaba dando al terminar de las horas de agua que me había metido en el cuerpo…

#soydefidias #fidiasentrena #windfidiasteam

(*) fricada de los fraggles

Fotos gentileza de Piero y su mujer, que tienen palco presidencial en Valdelagrana

 

2 opiniones en “Sur en Valdelagrana 14-03-2018”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *